28 jul. de 2008

Que EMOción…

Post borrado.

16 jul. de 2008

Mente Dispersa

Hablando con E, me contaba que habían operado a su madre de la vesícula. Después hable con ella, de todo un poco… bueno lo básico, esas cosas que uno sabe de memoria, por supuesto… si se trata de la vida de uno, trabajo, trabajo, trabajo, vida social (lo necesario), familia, romance (lo estrictamente necesario); también sobre su operación, lo que le sacaron, etc.

Al llegar a mi casa, le conté a LaTere sobre la mamá de E, la charla, la operación, etc.

LaTere: Así que le operaron…
MaríaEscándalo: Seeeeep
LaTere: (comparativa) Ella ¿Será de mi edad?
MaríaEscándalo: ummmm deben ser de la misma chiquilada.
LaTere: (curiosísima) Y ¿Qué le operaron? ¿Qué le sacaron?
MaríaEscándalo: (emputante) No le sacaron nada más bien le pusieron…
LaTere: ¿Cómo?! ¿Qué cosa le pusieron?
MaríaEscándalo: Silicona… se metió al reality, “enchulame la máquina”
LaTere: Hablame bien que no soy una de tus amigas…
MaríaEscándalo: Uh… tenes razón, no sos mi amiga. Y bueno le operaron de la vesícula.

Después de esa charlilla y repasando mi noche, caí en cuenta de que ellas solo se conocen por lo que ambos les contamos. En estos 8 años de amistad con E, nunca pudimos hacer coincidir a nuestras madres para que se conozcan… y me colgué con la idea de lo que pasaría el día en que eso suceda… me asuste tanto que preferí pensar en otra cosa.

Pensar por ejemplo que anoche, fui a la calle La Paz a festejar lo que yo considero mi segundo cumpleaños, pero con tan mala suerte de encontrar poca gente y poco nada de show referente a la fecha. Aún así me dio tiempo para tener mis charlitas de aterrizaje a la realidad, con E, tomar una “paceña”, gritar en algún momento: JALLALLA La Paz!!!

Luego de aquello nos dispusimos a caminar… como en los viejos tiempos y charlamos… empezando la conversación sobre una amiga en común… de algún modo desviamos la charla hacía los temas de enfermedades raras, encausar la charla mediante cuentos e historias sobre moteles (chistes y situaciones bizarras), para volver al tema principal… nuestra amiga en común.

Todo mientras caminábamos… en algún momento recibí una llamada, de alguien que no conozco en persona, pero ya habíamos hablado hace meses y por cuestiones de viaje se encontraba aquí, me llamo porque logró reconocerme, había pasado yo a centímetros de ella, lamentablemente ella se va esta noche pero se que nos veremos en algún momento de esta o la próxima vida.

8 jul. de 2008

Instantáneas

Hace un par de días llamaron a mi casa para pedir una foto mía en alta resolución… accedí ya que era un requisito para dar por finalizado un curso.

Cuando colgué el teléfono, empecé a buscar entre mis cosas alguna foto; primero inicie mi búsqueda en el espacio de Windows live y grande fue mi sorpresa cuando vi que en todas salgo haciendo payasadas, cerré la página y busque en el hi5… con similar resultado, al final revise en el facebook y me reí como estúpida frente al monitor.

La razón, sencilla… en la mayoría de mis fotos aparezco en una mano un cigarro, en la otra un vaso de cerveza o cualquier trago, con la mirada a “media asta” y de paso… haciendo payasadas.

Por tan bello motivo, llame a mi amigo “Robotina” que cuando deja de barrer, dada su ocurrente obsesión por la limpieza, en sus ratos libres se dedica a cuidar animales y claro… a mejorar su técnica a la hora de sacar fotos.

Cuando llego a mi casa, saco su súper cámara fotográfica… yo me acomode, ensayando la sonrisa de siempre, me di la vuelta para esperar el flash y no vi al señorito en cuestión, en el último lugar donde lo había dejado… entonces me puse a buscarlo, pero no por mucho tiempo ya que lo encontré agachado sacándole fotos a mi gatito negro con patitas blancas, que responde al nombre de “niñero”.

Una vez aclarado el asunto de que mi gatito, en ese momento, no era más importante que yo, nos dispusimos a iniciar la hazaña fotográfica. Debo confesar que yo no me gusto cuando salgo en las fotos, prefiero las sombras, al menos me identifico más con ellas pero como era un requisito, lo mínimo que debería hacer era cumplir.

Robotina, saco varias fotos y de paso creo que quemo mi retina, ya que su flash era muy potente, luego decidimos ir a visitar a los amigos de siempre.

En el junte (que era el domingo) anotamos estar cero compromisos para el próximo fin de semana, jajaj nunca antes había planificado un evento con una semana de anticipación y de paso jurar estar totalmente libre para ese fin de semana. El motivo es el cumpleaños de uno de mis pocos amigos de la U y de la vida.

Luego hicimos una lista de personas invitadas al cumpleaños… y cada quien con su lista propia de a quienes llevaríamos, la verdad es que yo preferí no opinar al respecto, total mis íntimos estarían allí… y por supuesto, los detalles de lo que suceda quedaran en los recuerdos.

Aunque claro es muy probable que hagamos las mismas payasadas de siempre, que el cigarro en una mano y el vaso de cerveza en la otra aparezcan en las imágenes de esa noche para que más adelante nos refresquemos la memoria al volver a ver esas fotografías. Y luego volver a ese recuerdo… que evidencia que al final la pasamos bien, porque después de todo, el recuerdo es lo que queda.