27 ago. de 2008

Bloguivianos 2008

Ya estamos, ya estamos!!!

Aquí un poco de información sobre una de las mesas temáticas que tocará el tema de Migración y blogs.


Un tema pretende que se dibujen las diferentes experiencias que tiene un boliviano en el extranjero, y como muchos han desarrollado páginas web o blogs, o simplemente creado conexiones a través de la red, para conectarse con Bolivia, conocer gente en los distintos intereses que cada uno pueda tener, desde política a entretenimiento, en cierto modo, para pertenecer a la comunidad en la que ellos se sienten más cómodos, llenándose de bolivianidad. Una persona va a presentar un tema bastante político (no politizado) sobre como la red puede ofrecerle a un ciudadano residente en el extranjero la capacidad de expresar y ejercer ciertos derechos como la opinión y expresión, sobre temas relacionados con o sobre Bolivia. Del mismo modo, habrá otra persona que hable sobre el blog como nexo entre la realidad en que uno vive y el país de origen. El crear comunidad, y a veces hasta compañerismo. El tipo de relaciones que se crea. Y sobre todo la carga emocional que a veces puede tener el vivir en otro país por largos periodos de tiempo, los shocks culturales (o síndrome del inmigrante triste), y los procesos de frustración, adaptación, y otros que cada persona pase. Y de lo saludable que sería que exista una red relativamente establecida, quizás un blog o un portal de blogs, un punto de encuentro virtual entre los bolivianos en el extranjero y los que siguen en Bolivia.


Creo que es necesario hablar de estos temas, porque nunca se lo hace. Y hay tantísimos bolivianos en el extranjero. El segundo tema es con respecto a las potencialidades de la red, no solo los blogs. De cómo se pueden desarrollar portales, y generar diferentes tipos de activismo, o simplemente la construcción de comunidades virtuales entre bolivianos dentro y fuera del país. Así mismo, hablar un poco de algunos proyectos que ya existen, y que uno de los participantes ha creado o conoce, y que cualquier rato podrían explotar si contase con una participación más amplia de gente. Se pueden hacer cosas a todos los niveles, desde crear comunidades donde jóvenes empresarios se conozcan, hasta compartir conocimiento, quien sabe accediendo a bibliotecas grandes (si los bolivianos en Bolivia, se conectarían con estudiantes bolivianos alrededor del mundo podrían tener una veta más grande de conocimiento).

La mesa de migración se llevara a cabo el día sábado por la mañana.
Me largo de Santa Cruz... y si el bloqueo no me lo impide, estimo que estaré al medio día en La Paz el día de mañana, abrazos y besos para tod@s :P

24 ago. de 2008

Descubrimientos

Mi descontento general provocó que tomara, lo que hoy creo fue, mi mejor decisión en lo que va del año. Es así que agarre mi mochila, la llene de chompas, un par de poleras, jeans, medias, otro par de zapatos, más abrigo, dinero… lo estrictamente necesario, medicamentos, un par de libros, una libreta y dos lapiceros, uno azul y otro negro, un candado dorado y mi inseparable; “Sr. Osito rosado sin nombre”.


Es increíble, o al menos en mi caso, lo que pude llegar a resolver en mi viaje. Después del último abrazo que recibí en Santa Cruz.

El viaje duro 14 horas hasta llegar a mi primer destino, pensé tanto y resolví tantas cosas sueltas, que solo logre dormir un par de horas. Charle con algunos pasajeros, algunos me tenían al tanto del costo de algunas cosas al llegar a mi destino, una persona en particular me hablaba de su trabajo, familia y demás cotidianidades.

Mientras tanto, en la flota, entro un vendedor de artesanías, anillos, collares y demás tonteras. El nos acompaño ofreciendo sus productos, mi compañero de asiento me mostraba que cosas “me podían quedar”, yo con mi usual comportamiento, sencillamente sonreía y decía: “Gracias pero no. No compro cosas que luego no usaré”

Sus amigos que estaban sentados en los asientos de adelante, le molestaron tanto que cuando acorde tenía frente a mí muchos anillos de acero con diferentes diseños, fue entonces que me fije en uno, que me quedaba muy grande para el dedo anular pero que sin embargo me quedo perfecto en el dedo pulgar, pregunte el precio para comprarlo pero no me dejaron pagarlo… ni los amigos de el, ni mucho menos el.

Es así que llegue a destino con un regalo perfecto por partida doble; un regalo perfecto… de un perfecto extraño.

En las paradas trate de hablar más, de conocer el lugar que nos tocaba para cenar, antes de emprender el viaje, mientras la noche se hacia más oscura y las estrellas estaban más cerca; mientras la luna iluminaba fuertemente el camino, seguía pensando en las decisiones que había tomado y en las que me faltaba tomar.

Decidí por ejemplo; con quien quiero estar, que filosofía de vida adoptar, decidí que mi lugar perfecto es en donde yo esté y que en 6 meses dejare de estar en estos lares para seguir mi camino como ciudadana del mundo. Entendí que los amigos que tengo ahora son los que recordare toda la vida, comprendí al llegar a mi primer destino que sufro de “Mamitis aguda”, afronte mi miedo de estar sin mi cable a tierra.

Sobreviví en mi primer parada, llegue a la ciudad blanca, maravillosa, donde el cielo es más azul, las calles son más estrechas, viví prácticamente 8 horas de ese primer día sin decir una sola palabra a nadie hasta que llego mi amiga A en horas de la tarde junto con sus amigos.


Después de terminar lo que tenía que hacer en Sucre, me di paso a la aventura. Había más por conocer y que aprovechar, ya que estaba cerca de dos lugares que quería conocer desde hace mucho.

Partimos a las 5 am con destino a Potosí, la villa imperial. Conocer lo que en su momento fue el epicentro del mundo me pareció una de las experiencias más maravillosas de mi vida, las calles, los balcones, sus museos, la casa de la moneda, el mirador, etc… aunque nuestra estadía era por poco tiempo, nos dio para conocer un poco de la ciudad… otra ciudad que a mi modo de ver vivía de su pasado.


Al medio día tomamos el bus directo a Uyuni, llegando cerca de las 6 de la tarde al lugar citado, nos espero un frío terrible, una especie de fiesta callejera, algunos con trajes típicos otros no.

Dejamos el equipaje en la agencia donde pagamos el tours de un día para conocer el Salar, el majestuoso Salar de Uyuni. Hicimos la reservación en el famoso Hotel de Sal y cenamos.

El camino hacia el salar fue terrible, una mezcla de miedo dada la hora en que estábamos yendo, lo solitario del camino y mi histérica manera de ver la vida pensando que todo el mundo podría asaltarnos en vista de que íbamos en calidad de turistas… nada de lo temido sucedió.

Llegamos al hotel de sal, que en medio de la noche estaba ubicado perfectamente en medio de la nada… esa nada blanca que atemoriza a cualquiera, con la única luminaria natural… la luna llena.

Una vez ahí, me sentí/nos sentimos seguros… esas cuatro paredes, aunque frías nos brindaron seguridad, una calefacción bastante rústica nos brindo medianamente el calor necesitado, la amabilidad de Angela, la cholita quien custodiaba el Hotel, fue gratificante. Ella nos comentó que estaba sola esa noche junto con “su tunita”… su nieta quien para entonces se encontraba durmiendo. Nos brindo dos habitaciones… de tres camas cada una, como éramos seis entrábamos justos y aunque yo prefería que durmiésemos los seis en una sola cama, por el frío… dado el calor que nos proporcionaría el contacto de los seis, pero ninguno aprobó mi propuesta jajaja… quizá fue lo mejor.

Acordamos despertar a las 6 am, justo para ver el amanecer. Las mujeres fuimos las valientes que en medio del frío, más de 10° bajo cero, despertamos para ver el amanecer. Fue sencillamente emocionante, edificador en mi caso. Aunque hay fotos y videos del preciso momento, les juro que las palabras quedan cortas para describir la emoción vivida en ese momento.

El tours que tomamos horas más tarde fue sorprendente, conocer puntos interesantes como la Isla Incahuasi que tiene forma de pez, el arco de coral, la caminata sobre la isla, llegar a la cima para contemplar la naturaleza muy contraria al habitual calor que existe en Santa Cruz, mi ciudad, fue emocionante. Al descender nos esperaba un almuerzo, un descanso para los sedientos de conocimiento y hambrientos de aventuras. Muy necesario para una sesión de fotos, de sol quemante, de afectuoso compañerismo.

En una de las paradas, bajamos en medio de la nada… entiéndase, en medio de la blancura que irradia el Salar, hicimos las típicas fotos de ilusión óptica y en un momento de inusual sentimiento entrañable, escribí el nombre de mis mejores amigos en la palma de la mano y quedo la imagen grabada. Solo sus iniciales, como constancia de aquel viaje maravilloso, surreal, especial donde ellos estaban conmigo… en la palma de mi mano, escritos; pero grabados en el fondo de mi corazón. Después de todo la vida son dos días y uno debe recordar a quienes se lo merecen.


Al terminar el viaje, tomar la ruta de regreso fue una odisea, entre la impuntualidad e informalidad típica, la viveza criolla y todo lo que aconteció, llegamos a Potosí en la madrugada para tomar otro bus para Sucre y llegar al amanecer, de ahí compre pasajes hacia Santa Cruz con la mala suerte de tener a pocas horas un paro cívico “obligatorio” en un pueblo alejado de esta ciudad.

Agarre mi equipaje y me decidí volver a pie desde un pueblo llamado “La Guardia” para entonces me hice de un amigo… un hippie trotamundos quien me acompaño en la travesía, nos fuimos al dedo por un par de kilómetros… totalmente gratis, luego un bus de una cervecería freno para acercarnos a la ciudad, fue mi racha de buena suerte… de ese modo llegue a casi 4 cuadras cerca de mi casa, sana y salva, agradecí el acto benévolo y lleve a mi casa con el hippie trotamundos.

Hogar dulce hogar, volví a sentirme cómoda, una vez en casa… llegué con compañía y fue realmente interesante la reacción de mi familia a quienes consideraba “cerrados” dado que estaba ahí con un desconocido que a simple vista dejaba ver 3 tatuajes inmensos, pelo largo y pircings. Almorzamos y compartimos coincidencias durante el viaje, mi familia encantada y él se fue de ahí dando la razón al famoso dicho: “Es ley del cruceño la hospitalidad”.

Este es un resumen de mis últimos días, donde estuve al borde de la lagrima por distintos motivos, donde por uno en específico derrame un par de lagrimas bien lloradas… después de todo y como lo dije en alguna parte de este post… Todo importa; lo que se hace, lo que se dice, porque después de todo, la vida son dos días y hay que saber vivirlos.

Próximo viaje La Paz, este fin de semana, itinerario; conocer nuevas personas, otras charlas con nuevos amigos y si da el tiempo con viejos amores. Más momentos para meditar y reafirmar las decisiones tomadas.

9 ago. de 2008

22:59

Escuchando a Luis Miguel… una partecita de una canción que dice así: “si no supiste amar… ahora te puedes marchar”, en el café internet que queda a tres cuadras de mí casa, sentí esa cosita inspiradora para escribir un post. Ñeee, es que mi hermana me jode y jode con que escriba algo en este blog un tanto dejado, pero en honor a la verdad, el encargado de este café esta a todo volumen con ESA canción.


Por tan bello motivo y para no quedar “desactualizada con el contexto” les cuento que decidí votar… después de ver la puesta en escena esta mañana al pasar por la plaza principal, donde estaban acampando, no se desde que día los afines a Rubén Costas.


Lo vi a medio metro de mí, saludando a todo el mundo, me hice a un lado para no interrumpir su camino. En ese momento me dije: La verdad es que Costas me cambió la vida!!! Jajaja por nada más voy a votar.


Paseando por los barrios más allá del 4to anillo las campañas del gobierno gritan desde las paredes el mismo discurso de siempre. Campaña y más campaña.


Estos dos bandos venden el discurso que les conviene y alzan la bandera que les conviene. Menos mal que hay gente que no se traga el cuento, porque ni Evo es la cara de la esperanza para la unidad de este país y ni Costas es la banderita blanca de la Libertad, Democracia y Autonomía. Es el pueblo señores, y si el pueblo los puso el pueblo los quita.


“Si no supieron ACTUAR… ahora se pueden marchar” Muy a lo LuisMi (Soñar que se van no cuesta!)


Pronóstico… y espero equivocarme. DE VERDAD.


Evo y Costas se quedan.


$%/(=)?)&·!
¿Qué hacer mañana?


Después de los 10 segundos que les demande votar por el Sí y/o por el No. Caminar por su barrio, pasarlo con la familia, ver tele, ver películas, ver a la vecina!!! :P leer blogs… ¿? Si no les convence ninguna de las anteriores… escribir, comer y dormir (en cualquier orden, da igual)

Buenas noches y felíz Referendum Muajajajjaja.

2 ago. de 2008

¿Cuantos nos apuntamos?

Para los interesados en el II Encuentro Bloguiviano, que se realizará en la ciudad de La Paz y El Alto, pero que no tengan los recursos para hacerlo, Voces Bolivianas les da la opción de viajar a través de mini becas transporte para participar de este evento los días 29 y 30 del mes en curso.

¿Qué hacer?

Sencillo, simplemente escribir en tu blog una entrada respondiendo a la siguiente pregunta: ¿Como los blogs pueden construir puentes entre regiones, clases sociales, etnias, o culturas en Bolivia? ¿Tienes un ejemplo según tu experiencia personal?

La respuesta a esta pregunta, se debe limitar entre 300 o 400 palabras.

Esito sería.


Más información: VocesBolivianas.Org

PD. La foto nada que ver... pero me gusta!

Respuesta rápida a Utopico:

En la polera se lee Aberc... pero la leyenda completa es: Abercrombie MALO Jajajja ;)