16 jul. de 2008

Mente Dispersa

Hablando con E, me contaba que habían operado a su madre de la vesícula. Después hable con ella, de todo un poco… bueno lo básico, esas cosas que uno sabe de memoria, por supuesto… si se trata de la vida de uno, trabajo, trabajo, trabajo, vida social (lo necesario), familia, romance (lo estrictamente necesario); también sobre su operación, lo que le sacaron, etc.

Al llegar a mi casa, le conté a LaTere sobre la mamá de E, la charla, la operación, etc.

LaTere: Así que le operaron…
MaríaEscándalo: Seeeeep
LaTere: (comparativa) Ella ¿Será de mi edad?
MaríaEscándalo: ummmm deben ser de la misma chiquilada.
LaTere: (curiosísima) Y ¿Qué le operaron? ¿Qué le sacaron?
MaríaEscándalo: (emputante) No le sacaron nada más bien le pusieron…
LaTere: ¿Cómo?! ¿Qué cosa le pusieron?
MaríaEscándalo: Silicona… se metió al reality, “enchulame la máquina”
LaTere: Hablame bien que no soy una de tus amigas…
MaríaEscándalo: Uh… tenes razón, no sos mi amiga. Y bueno le operaron de la vesícula.

Después de esa charlilla y repasando mi noche, caí en cuenta de que ellas solo se conocen por lo que ambos les contamos. En estos 8 años de amistad con E, nunca pudimos hacer coincidir a nuestras madres para que se conozcan… y me colgué con la idea de lo que pasaría el día en que eso suceda… me asuste tanto que preferí pensar en otra cosa.

Pensar por ejemplo que anoche, fui a la calle La Paz a festejar lo que yo considero mi segundo cumpleaños, pero con tan mala suerte de encontrar poca gente y poco nada de show referente a la fecha. Aún así me dio tiempo para tener mis charlitas de aterrizaje a la realidad, con E, tomar una “paceña”, gritar en algún momento: JALLALLA La Paz!!!

Luego de aquello nos dispusimos a caminar… como en los viejos tiempos y charlamos… empezando la conversación sobre una amiga en común… de algún modo desviamos la charla hacía los temas de enfermedades raras, encausar la charla mediante cuentos e historias sobre moteles (chistes y situaciones bizarras), para volver al tema principal… nuestra amiga en común.

Todo mientras caminábamos… en algún momento recibí una llamada, de alguien que no conozco en persona, pero ya habíamos hablado hace meses y por cuestiones de viaje se encontraba aquí, me llamo porque logró reconocerme, había pasado yo a centímetros de ella, lamentablemente ella se va esta noche pero se que nos veremos en algún momento de esta o la próxima vida.

8 comentarios:

Luna dijo...

Uyyyy eso de presentaciones de madres es bastante jodido...

Siempre nos terminamos encontrando con esas personas...de alguna u otra maneraa!

Saludines
=)

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Escandalosa: a mí también me operan de la vesícula pero mañana! Qué emoción.

El Martes me estuve acordando de la verbena en la calle La Paz y cómo el clima se las arregla para que esa noche vuelque sur, así haya estado haciendo un calor del demonio durante todo el día. Volcó sur también el 15 en la noche?

Abrazos!!!!

henry fer dijo...

jejeje, varios pensamientos, ME. buen relato.
un beso,
h.

marga dijo...

me hiciste reir :)

E dijo...

`Tas loca flaca... te imaginas si juntamos a caco y macaco... serian el duo dinamico pa hacernos pasar verguenzas jajaja.
Yo tengo suficiente con mi comando paramaternal hinchandome todos los días
Saludos desde la clandestinidad.

Libre... dijo...

Hay dias en lo que sientes lo que sientes, a veces la vida aburre verdad...

Andrea dijo...

Pero y no fuiste a bailar a la Doble Vía?

Es más creo que siguen...

by tatu dijo...

Feliz día de la amistad querida!

Necesito hacer algo con mi firefox 3.0 pq algunos blogs me salen ilegibles...qué rayos!