30 jun. de 2010

Y el orgullo tiene su día...

Sí, ya se que paso casi una semana... peeeero NUNCA ES TARDE.

El sábado 26 de junio se celebró el día del Orgullo Gay en Santa Cruz y creo que este año lo llamaron "Marcha por la Diversidad" u "Orgullo del Bicentenario", en fin... la Avenida Landivar estaba repleta desde el 1er al 2do anillo.

La gente se congregó en toda la avenida aguardando desde temprano para ver el evento que duró no más de media hora, y ahí estaban tod@s los y las valientes de la comunidad, entre lentejuelas, purpurinas y mucho color.

Aquí las fotos:
Algo interesante que ví fue que se manifestaron un grupo de evangelistas, con este cartel:


¿Qué tal esa?, me hizo recuerdo a la típica discusión religiosa-culposa con respecto a la homosexualidad. Dejenme contarles una historia, queridos lectores :P
Con las mismas cosas salió una tal, Laura Schlessinger, conocida locutora de EEUU que da consejos a todo el mundo... tipo Paulo Cohello pero por teléfono.

Resulta que la ilustre, atacó a la comunidad LGBT (Lesbiana, Gay, Bisexual y Trans) diciendo que la homosexualidad es una abominación, ya que así lo indica la biblia en el famoso libro de Levítico versículos 18:22, y por tal motivo no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia.

Aquel comentario de la locutora, en pleno 2010 suscitó muchos comentarios, pero lo que más me gustó fue la respuesta que un lector, que básicamente le pide que dé consejos adicionales referentes a las demás cosas escritas en la biblia.

Por ejemplo:

Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como indica el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?

El Levítico, 25:44, establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mejicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?

Tengo un vecino que insiste en trabajar en el sábado. El Éxodo 35:2, claramente establece que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría apañar usted este tema de alguna manera?

En el Levítico 21:20, se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que necesito gafas para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?

Sé gracias al Levítico, 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Aún así, ¿puedo continuar jugando al fútbol si me pongo guantes?
Y la carta continúa con más ejemplos.
Se que todos tienen derecho a opinar y a creer lo que mejor les parece, pero creo que avanzaríamos más en sociedad si las personas tuvieran un poco más apertura mental y razonaran por 5 minutos antes de abrir la boca para condenar.

¿Con que me quedo de la marcha del orgullo gay?

Considero que es notable el trabajo de la comunidad LGBT en todos estos años de marcha, no solo por mostrarse, sino por la lucha constante, la petición de igualdad de derechos, por no ser tratados como ciudadanos de segunda, por el respeto a la identidad, opción y preferencia sexual. La marcha ya no es ese carnaval para deleite del morbo de unos cuantos, cada año que pasa se hace más reivindicativa, educativa y sobretodo participativa. Mis respetos para las y los organizadores.

Dicho eso, les dejo esta imágen que me encanto:

PD. Obviamente fui a la fiesta en una disco gay, mire y sin animos de coquetear vi a alguien y le dije: Sos el travesti más lindo que he visto!!!

Para mi suerte era una brasilera... MU-JER.

Menos mal que no me pegó con semejante comentario :P

1 jun. de 2010

Volviendo de a poco... tal vez

Honestamente, hay pocas cosas que me sorprenden.
La rutina se encargó de quitar esa emoción, que hace años atrás me provocaba el sólo ver, oler, tocar, incluso pensar en algo/alguien... mis sentidos se acostumbraron a la realidad tal cual (eso pensé).

En fin, cuando ya estaba dando por sentado aquello... apareció mi esperanza. Que aunque a la mayoría no le mueva ni media pestaña, a mí me hizo caer en cuenta que no estoy del todo "en modo automático".
La imágen de la nebulosa, fue tomada del telescopio espacial Hubble

26 mar. de 2010

Mi Rodri...

Hace rato fui a hacer compras, vos sabes cuanto detesto hacerlo. Escoger, caminar, ver gente, probarme las cosas, regatear el precio (porque para eso siempre fuimos buenos).

Mientras recorría los pasillos recordaba lo mucho que te gustaban las poleras a rayas, la que yo quería para esta ocasión era de un sólo color. Me la probé y pague sin chistar... ya no estabas vos para ayudarme a negociar.

Al llegar a casa, me encontré con que querían desalojar al vecino del departamento de al lado, decite vos!. La situación esta grave me dije, hubiera sido un lugar bueno para que te cambies... justo a mi lado, para la próxima será.

Entré a casa y deje la compra encima de la cama. Revise nuevamente la correspondencia, muchos emails que responder, pero con que?! La verdad tiene tantas versiones.

Hace media hora me bañe, sigo escuchando a Amy W., trato de hacer lo que sea, menos ponerme aquello que me compre.

Una amiga en común me pide que imprima una carta para vos, ya luego le haré llegar la carta que le escribiste... siempre te gustó eso de dejar la virtualidad de lado por un rato de realidad, y eso se respeta.

Es viernes y miro el reloj, ya casi es la hora. A vos te gusta la puntualidad, como aquella vez que te hice esperar 5 minutos en la puerta de mi casa y eso que habías llegado 10 minutos antes, todo se solucionó 10 minutos después con una huari de por medio en nuestro boliche favorito.

Suena el teléfono, tengo que irme... me niego a usar esa blusa que compré, pero no queda de otra. Un formalismo más en esta vida.

Me voy Rodri, me voy... no quiero llegar tarde a tu velorio. Te amo tanto. Y como vos alguna vez me escribiste, ahora me toca a mí desearte el: Bon Voyage

Por la inigualable complicidad recurrente Por "MaríaEscándalo y Curucusí Ocurrente"