27 oct. de 2008

12:22 (editado...)

Resulta que hace como una semana me encuentro de visita en la ciudad de La Paz, por motivos de tramitar mi visa.
Un día viernes recibí la llamada de mi amiga MaJo diciendo que también haría un trámite en esta ciudad, así es que decidimos viajar juntas. Llegamos un día domingo y en medio del camino nos encontramos con una multitudinaria marcha con banderitas bolivianas, wiphalas, y hasta banderas cruceñas!! :P

El día lunes estuve en medio de una fiestita en la Plaza Murillo, también tuve encuentros con amigos bloggers, mientras peregrinaba entre el Consulado y la cabina telefónica para hablar con LaTere.

En la semana tuve veladas maravillosas con personas totalmente acogedoras como Julio Aliaga y familia, quien preparo una “Paella” exquisita, acompañados de tantas historias, amigos en común, muchos proyectos y buenas referencias de nuevas personas a quienes conoceré.

El resto de la semana la pase entre charla y charla con otros amigos y conocidos que tramitaron también la visa estudios, concordábamos con que siempre hay una persona que te hace la vida imposible…

Ya, para el lunes nuevamente en ventanilla, había una monjita delante de mí, la cual presentó sus papeles y como no estaban en orden, recibió una reverenda puteada por parte de la funcionaria.

Escuche que le gritó a la monja: “Madre, vuelva cuando tenga todo listo” le devolvió sus papeles y me gritó: “Pase”

Llegue a ventanilla. Debo reconocer que después de escuchar la puteada a la monja me temblaron las rodillas. Presenté mis documentos, le comenté que el papel que le presentaba era el único que me faltaba, ella se puso a leer y escribió en uno de mis formularios.

Me miró y dijo (casi gritando): “Tome este papel, revisa cada miercoles si aparece su nombre en las listas del Consulado en Santa Cruz y en unos 15 días vuelve a La Paz para recoger su visa. Pase a la siguiente ventanilla”.


Como no escuche lo último de “pase a la siguiente ventanilla” agarré mis papeles y me dispuse a salir de allí… de pronto escuche que la señora me gritaba: Oiga!!! ¿Se podría saber a donde va?

Yo: Ehh… ¿A España??

La mujer lanzó una risotada... casi orgásmica!!! obviamente se reía de mi boluda respuesta. ¬¬


Luego me dijo más amigablemente: Le preguntaba a donde iba; porque tiene que cancelar en la siguiente ventanilla antes de retirarse.

Yo: Ah… (Totalmente sonrojada) ya, gracias.


Estos últimos días me sirvieron para desenchufarme de Santa Cruz, cero noticias, cero tele, a cambio de conocer a más personas y tener más charlas.

En un café nos juntamos Vania, Camila, Eliana, MaJo y yo, en otra oportunidad hubo juntes con Ceci Sakura, Alexis, Vadik, Chuqui, etc., para otra noche salimos con el Perro Rabioso y nos reímos hasta el cansancio con sus historias, chistes y noticias curiosas.

Como aquella que hace referencia a la famosa feria de El Alto, donde uno encuentra de todo. De ahí surge la noticia que un comerciante estaba vendiendo un pingüino con chompa, alimentado curiosamente por pasankalla (maíz tostado con dulce, conocido en Santa Cruz con el nombre de Pororó)

Mientras me contaba el Perro la historia yo me imaginaba una charla más o menos así:


Curioso comprador: Cuanto cuesta el pajarito!?
Vendedor: 250 Bs.-
Curioso comprador: Rebaja pues casero!!
Vendedor: En 230 Bs.- último precio, pero sin chompa.

En fin, me quede con las ganas de visitar la feria de El Alto. Quizá para dentro de 15 días vuelva y aunque no haya pingüinos a la venta, puede que encuentre en un rinconcito el unicornio azul de Silvio, el video que muestre quien mato a JFK, o alguna prueba irrefutable de que tanto Dios como los extraterrestres existen; porque después de todo vivimos en una feria/mercadito de posibilidades.


PD. Casi prima!!! Nos debemos un cafecito... en 15 dias próxima parada Cochabamba.


PD2. Agradezco la calidez y buena onda de la familia "Capsula del tiempo" Vania, Vladi, Sebas, Rodri y Jimbo, la mascota de la casa. Con Jimbo tuve que luchar a diario cuerpo a cuerpo para salir de la casa o entrar. Esta mañana me mordio los brazos y me dejo buenos moretes en las piernas... ahora podría decirse que soy la sobra de Jimbo... en fin.
Ayer quería estrenar una chompa pero Jimbo me la quito y la hizo pasear por todo el patio al igual que casi me rompe un pantalón esta mañana jajjaja.
No hay cómo aburrirse en la casa de Vania, la pase muy bien!!! gracias, gracias, gracias.

(Jimbo cuando era pequeño... ahora esta 3 veces más grande, 3 veces más fuerte, baboso, mordedor y mil veces más querido :P)

PD3. He editado, porque el contenido que borre sirve para un post aparte! :P

18 oct. de 2008

Preparativos...

Uno de los tantos requisitos que pide la Embajada de España en Bolivia para entregar la visa de estudios, es presentar un certificado médico el cual autentique que yo: MaríaEscándalo NO padezco enfermedades infecto-contagiosas, de drogadicción, ni enfermedad mental…

Hace un par de días me dieron los resultados… hay que reconocer que SÉ DISIMULAR BASTANTE BIEN!!! ;)

El lunes estaré en La Paz para mi cita en la Embajada y de paso me despido de buen@s amigos bloguers en el tiempo que dure mi estadía allá.

* * * * * *

- Esta semana superé un trauma… aprendí a manejar un auto.
- Tomé la decisión de hacerme un tatuaje... veremos el diseño y obviamente en dónde.
- Estaba a punto de aprender a bailar salsa con una amiga, pero es difícil porque en el baile una lleva y la otra se deja llevar (ahí radicaba el detalle, ambas nos dejábamos llevar). La coordinación fue fatal pero con buenas recompensas, ya que al final terminé tropezándome con sus labios.

En fin... esito sería!

8 oct. de 2008

Memoria musical

Recuerdo estar un lunes en la mañana, en un colegio nuevo. Me tocaba justo ese día clases de música y el profesor empezó a hacer una selección de voces para el coro.

Era un liceo y todas o casi todas tenían la voz dulce. El profe hizo pasar al frente a las chicas por orden alfabético, cuando dijo mi nombre, me pare al lado suyo. Él daba la entrada al himno con su acordeón.

Recuerdo haber cantado apenas un par de palabras y él me grito: ¡De nuevo! No le escucho.

Otra vez la entrada del acordeón... ahí me armé de valor para volver a entonar un poco más fuerte. Esta vez él me escucho; se acerco a mí y me dijo con voz firme: Señorita, usted no entrará al coro. ¡Tiene voz de carretilla!

Esa mañana me reí tanto, ya que no quería ni necesitaba impresionar a nadie entrando en el coro; pero eso de tener “voz de carretilla” me parecía tan gracioso que recuerdo haberle dicho: Bah, profe. ¡Total para mí yo canto bonito! Y me senté.


Desde entonces hacía lo posible por “desentonar” en todos los actos cívicos.

Pasaron los años, me encontraba en una relación con I., una extranjera, con la cual teníamos una lista de cosas para hacer mientras duraba su estadía de 4 maravillosos meses en Santa Cruz. Una noche me dijo en su español más o menos hablado:

I: “Mi querer cantar esta noche”
Yo: No nena, tengo la voz de carretilla.
I: Mi no entender… (Mientras me miraba tan dulcemente… que logro convencerme)
Yo: Bueno… iremos a un karaoke y a ver que sucede.

Una vez allí adentro recordaba una y otra vez la escena del colegio, y la sentencia del profe repitiendo que tengo “voz de carretilla”, reía solita como estúpida… en fin, le pase el cancionero del karaoke a ella y cometí la estupidez de decirle que ella escoja.

Al ver mi nombre y el de ella en la pantalla empecé a sudar frío. No solo por el miedo escénico, sino por el tema que escogió: “Losing my religion – R.E.M.”

Honestamente para ser la primera vez que cantaba en un karaoke, era demasiado cantar a dúo y de paso en un idioma que detestaba (para entonces); pero ahí estaba yo frente a todos, mirando las salidas de emergencia y a mi lado una gringa que sabía ganar al público, ya que tenía mucha gente que le hacía barra (borrachos en realidad) Mientras estaba yo viviendo mi calvario musical… aproximadamente, en los primeros 30 segundos se nos sumo una argentina y bailaba como poseída, era todo un show el que armamos en ese karaoke, con ovación del público que pedían a gritos se repita la proeza. Euforia total, con o sin voz de carretilla.

Paso el tiempo después de aquello y ya con amigos de la universidad decidimos ir un par de veces a un karaoke. Ahí me armé de valor y cante solo una vez o sola una vez, daba igual era cuestión de respirar profundo y dejar que fluya.

Esta mañana mientras estaba acomodando unos libros, sobresalió uno de música que usaba en el colegio, con la fecha, la hora y una nota la cual dice: “Hoy el profe me dijo que tengo voz de carretilla: ja, ja, ja.”


Me ubiqué en el presente y pensé que como se esta agilizando todo esto de mi viaje me quedan dos cosas por hacer; una es despedirme (como se debe) de VOS y la segunda es cantarte esta canción; la cual juro por Dios que lo haré. (Con o sin voz de carretilla)



Mi caramelo - Bersuit Vergarabat


Que linda que estás, sos un caramelo

te veo en el recreo y me vuelvo loco,

todas las cosas que me gustan, tienen tu cara

y espero los asaltos, así juego a la botellita con vos,

mi bomboncito.


Que excitante que estás, tendrías que saberlo

esa cola es la manzana mas buscada,

y esos senos el alimento de mi creación,

quisiera arrancarte un día y morirme en un telo con vos...

o quizás en un auto.


Han pasado cinco años, asumiste las cosas

hace tiempo que estoy buscando mi verdadero yo,

hay una especie de simbiosis, lo dijo mi psicóloga

haría bien a la terapia alejarme un tiempo...

unos setenta años.


Como estás querida tengo esposa e hijos

de ves en cuando hablo con ella y hasta hago el amor,

no es que quiera molestarte, pero me es imprescindible

sentarme en un café, y soñar un poco...y tal vez amarnos.


Y ha pasado mi hora, quién robo mis años,

cambio a toda esta familia por un segundo con vos,

si te veo ahora, aunque termine en un hospicio,

tomo una botella...

y juego a la botellita con vos.